Saltar contenido

Guía Comercial del Levante Almeriense

Foto: Museo de Almería.

El Museo de Almería.

Museo de Almería.

Dirección: Ctra. de Ronda, 91. 04006 Almería

Teléfono: 950 100 409

Horario: Lunes cerrado. Martes de 14:30h  a 20:30h, de miércoles a sábado de 9h a 20:30h, y domingos de 9h a 14:30h.

Horario de verano: Del 16 de Julio al 15 de Septiembre: Lunes cerrado.
De martes a sábado de 9:00 h. a 15:30 h.
Tardes de jueves, viernes y sábados: 19:00 h a 21:00 h. (Abierta la sala de exposiciones temporales y para actividades programadas).
Domingos y festivos: 9:00 h. a 15:30 h.

ENTRADA GRATUITA

Creado como Museo Arqueológico Provincial de Almería en 1933, su sede actual fue inaugurada en el año 2006, en un singular edificio de nueva creación que fue galardonado con los premios PAD y ARCO 2004, finalista en 2005 en los premios FAD y obteniendo en el año 2008 la mención de honor del premio del museo europeo del año otorgado por el European Museum Forum.

Historia.

Hay que remontarse a la primera mitad del siglo XIX para datar el primer intento de creación de un museo provincial en Almería, cuando las diferentes juntas y comisiones, establecidas como consecuencia de las sucesivas fases de la política desamortizadora,2 lograron reunir en 1837 un catálogo con 196 cuadros y en 1846 otro catálogo con monedas romanas y árabes, lápidas con inscripciones, joyas árabes y utensilios varios, recogidos por toda la provincia y procedentes en su mayoría de conventos desamortizados. El lugar designado para albergar el museo con todas estas piezas iba a ser la iglesia de San Pedro, pero como estaba ocupada con efectos militares, la Comisión Provincial almeriense solicita a Madrid en 1846 la concesión de la iglesia de Santiago como sede del futuro museo, a lo que accede S.M. en 1847, pero inexplicablemente el museo no llegó a inaugurarse, sin estar claros aún hoy los motivos que llevaron a la Comisión provincial y central a desistir en este empeño.3

Tiempo después, el propio secretario de la Comisión almeriense, el notario Miguel Ruiz de Villanueva, comenzó a reunir algunas piezas a título personal, especialmente lápidas sepulcrales islámicas que iban apareciendo como consecuencia de la expansión urbana, pero lamentablemente, una buena parte de ellas irían a parar a colecciones fuera de Almería, e incluso al extranjero. Es el caso de la colección Lord Huntington, que hoy puede verse en el museo de la Hispanic Society of America de Nueva York

Louis Siret (1860-1934)

Hacia 1880 el ingeniero belga Louis Siret descubre los que aún hoy son considerados los principales yacimientos prehistóricos de la región, entre ellos, Los Millares y El Argar y como resultado de estos trabajos publica la obra «Les premieres ages du metal au Sudeste de la Peninsule Iberique» (Bruselas, 1887), por la que recibió buenas críticas y premios. En esos años gran parte de las piezas que había recogido de las excavaciones (había excavado más de mil sepulturas) fueron vendidas por él mismo, ya que necesitaba liquidez para poder contraer matrimonio, lo que explica la dispersión de la colección y el hecho de que hoy haya partes de la misma enBruselasBerlínLondresOxfordCambridgeNueva YorkMadrid o Barcelona. Louis Siret seguirá excavando y en 1924 dona al Museo Arqueológico Nacional la totalidad de su colección, pero se acuerda entre las partes implicadas que las piezas duplicadas pasen a laDiputación Provincial de Almería.

La llegada de la II República y su apuesta por la educación y la cultura, trajo por fin la creación del Museo Arqueológico Provincial de Almería, mediante un decreto de fecha 28 de marzo de 1933, firmado por el ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes Fernando de los Ríos.4 Según esta norma, la colección inicial del museo la componían los antiguos restos arqueológicos que estaban en el Instituto de Segunda Enseñanza de la capital, las piezas que se encontraban en poder de la Comisión de Monumentos, donaciones y depósitos de particulares y corporaciones y los ejemplares duplicados de la colección Siret. Sin embargo el museo nunca pudo contar con lo más sustancioso de lo mencionado, los famosos “duplicados” de la colección Siret. En 1934 el Museo Arqueológico Provincial de Almería comenzó su andadura con los otros fondos mencionados y con los aportados por el recién nombrado director, Juan Cuadrado Ruiz, los gastos de instalación y mantenimiento corrían a cargo de la Diputación Provincial de Almería y fue instalado en dos pequeñas salas cedidas por la Escuela de Artes y Oficios, en la calle Javier Sanz.

A la muerte de Juan Cuadrado en 1952, el museo se tuvo que cerrar porque la mayor parte de los fondos eran depósito suyo y la familia Cuadrado entró en litigio con la Diputación Provincial, por cuestiones relacionadas con la herencia. Pasarían muchos años hasta que el Museo de Almería se pudiera recuperar y volviera a ser instalado en el antiguo Colegio Menor Santa María del Mar, edificio que había sido residencia de la Sección Femenina y que no cumplía los requisitos mínimos necesarios para la instalación de una institución de estas características. Fue inaugurado en octubre de 1982 bajo la denominación oficial de Museo de Almería y contaba con tres secciones básicas, ArqueologíaBellas Artes y Costumbres Populares. Solo tuvieron que pasar unos años para descubrir que el edificio padecía aluminosis, lo que obligó a una retirada progresiva del material y a su cierre definitivo en 1991.

 

Exposición permanente

Baco de Chirivel Foto Museo de Almería.

Abarca la primera y segunda planta del edificio y están dedicadas íntegramente a las primeras sociedades de cazadores-recolectores, la “sociedad de Los Millares” (Santa Fé de Móndujar, Almería) y la “sociedad de El Argar” (Antas, Almería). En ellas se pueden apreciar herramientas empleadas para el trabajo de las pieles, como punzones y agujas de hueso, útiles de sílex empleados en el trabajo de objetos de adorno, brazaletes, cuentas de collar, ídolosajuares funerarios, etc.

De la primera planta destaca, por un lado, la gran estructura de falsa piedra denominada “Círculo de la vida” que recoge materiales relacionados con las relaciones exteriores en la sociedad de Los Millares (la guerra, el comercio, etc.) y objetos relativos a la vida cotidiana del asentamiento; y por otro lado el denominado “Círculo de la muerte” que con el apoyo de una proyección de vídeo explica el uso colectivo de las tumbas y la secuencia ritual llevada a cabo con cada nueva inhumación.5

De la segunda planta sorprende el encuentro con una serie de muros consecutivos, un recorrido simbólico que avanza literalmente de abajo hacia arriba y que representa las terrazas artificiales sobre las que se construyeron las viviendas de Fuente Álamo (o de cualquier otro asentamiento de la cultura de El Argar). La separación entre dos muros consecutivos hace las veces de pequeña subsala o unidad expositiva donde se van abordando los distintos temas propuestos, vitrinas con grandes vasijas, útiles y armas de bronce, objetos de plata y oro, cerámica, etc. Al final de la sala, el discurso sustentado por las tumbas y el desarrollado en las vitrinas confluyen en otra gran vitrina que resume en forma de epílogo las conclusiones que pueden extraerse de todo lo mostrado. Esto es, una sociedad con una clara división de clases.

 

Exposiciones semirotatorias

La tercera planta alberga espacios expositivos temporales de larga duración, que en la actualidad recoge una representativa colección de piezas romanas y andalusíes. Conforme se accede al interior de la sala, lo primero que llama la atención es el montaje que ocupa el centro, donde destaca una escultura instalada sobre un gran fragmento de mosaico. Se trata de una representación del dios Baco(procedente de una villa romana excavada en la localidad de Chirivel, en el norte de la provincia). Esto introduce a la principal forma de explotación de la tierra en época romana, la villa esclavista. Las unidades temáticas abordadas están relacionadas con la penetración romana, que en el caso de Almería supuso una perfecta explotación colonial orientada fundamentalmente a la extracción y comercialización de determinadas materias primas, como las canteras de piedra o las pesquerías. Se encuentran objetos relacionados con la metalurgia, un ancla de fondeadero en piedra, monedas, vajillas de lujo, inscripciones, etc.

El arte andalusí queda representado por una amplia colección de maqabriyyas, lápidas funerarias musulmanas de forma prismática de las que Almería fue uno de los centros de producción más destacados, exhibiéndose asimismo un bajorrelieve único en España por representar una figura humana (siglo X u XI), además de una rica colección de monedas. El gran cubo que ocupa el mayor espacio de la sala contiene en su interior, vitrinas dedicadas a la época califal, donde se exponen cerámicas y otros objetos, estando revestido por un motivo de lacería geométrico y una inscripción conmemorativa de la fundación de la ciudad por el califa Abd al-Rahman III.

 

Fuente;

Wikipedia

web del museo.

 

 

Puntúa esta información de 1 a 5 Estrellas

Muy MaloMaloNormalMuy buenoExcelente (Nadie ha puntudado aún)
Loading...

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR