Saltar contenido

Guía Comercial del Levante Almeriense

Tito Del Amo.

Entrevistamos a Tito del Amo en su restaurante Tito ´s Cantina, un Restaurante mexicano que pertenece al complejo del mismo nombre que comprende además de este restaurante su afamado chiringuito y según me cuenta próximamente un restaurante francés.

La cantina de Tito es pequeña, acogedora y colorida, las mesas están pintadas a estilo Naif no es difícil darse cuenta que han sido decoradas una a una, ninguna es igual a la otra, la entrada a el bar asemeja unnamed (3)una fachada, que si bien por sugerencia del entorno nos hace pensar que es  mejicana, desnudandola de algunos elementos también podría ser una fachada almeriense, mojaquera, la fachada de un cortijo de esos que había antes .
Desde el fondo juntos a un sombrero mejicano con ribetes plateados nos observa Frida Kahlo con su particular ceja, desde varios autorretratos.Tito luce una cabellera plateada, su tez es bastante blanca para vivir donde vive,su hablar es pausado y su volumen de voz bajo, tanto que casi cuesta escucharlo, se muestra como una persona tranquila y equilibrada, conserva aun un porte guiri, porque tito es norteamericano, concretamente de San Francisco, California.

Le pregunto que hizo llegar a un norteamericano de San Francisco a estas tierra mediterráneas, me cuenta que fue por recomendación de su hermano André que trabajaba para United Press International le recomendó que en España visitara dos sitios, Pamplona y Mojácar, Titos vino a  pasar solo unos días pero que Mojácar le cautivó y tras alguna idas y venidas, terminó quedandose.

Informándome un poco pude saber que el motivo de la llegada de su hermano André a Mojácar fue para cubrir la noticia de las bombas de Palomares, su hermano llegó junto a Leo White, corresponsal del británico Daily Mirror.  En la oscura época del franquismo tanto el régimen como el gobierno norteamericano intentaron tapar el suceso, sino hubiera sido por ellos seguramente hubiera sido silenciado para siempre, Tito por tanto ha contribuido a la historia de la comarca desde el mismo día que llegó.

unnamed (1)
Colocando la cúpula del chiringuito 1983. Foto Tito Del Amo.

Sigue contando Tito que nada más llegar a Mojácar con 21 años, encontró una casita en el entorno de la fuente que le gusto, a un precio razonable y más para un viajero norteamericano. De esta Mojácar de 1964 le llamó la atención que había pocos extranjeros, no mas de ocho y todos excéntricos, tres coches, y mucho contacto humano. “Era una Mojácar de gran energía, comenta, y yo era hippy me gustaban los porros y la sicodelia y aquí se podría encontrar el polen fresco de Marruecos, era la época de Franco pero se gozaba de esa libertad, cuando en san Francisco había doscientos mil presos por fumar maría aquí lo podía hacer tranquilamente en la plaza en el Bar de Antonio . Para los mojaqueros eramos tipos raros pero había aceptación”.

Cuando llegó solo existia Mojacar Pueblo, en la playa nada, primero se abrió el KonTiki, con  la llegada de un ingeniero norteamericano que vino a construir una desaladora en Palomares Rick, que también decide quedarse y pone en marcha el chiringuito el Patio, comienzan a abrirse locales,Tito estrecha amistad con él y partir de entonces nació Mojácar playa. Que por aquella época eran tierras rojizas donde a duras penas podían cultivar tomateras.

unnamed (2)
Antigua Venta que dió lugar a Tito´s. Foto: Tito Del Amo.

Algunos años después compra un cortijo pegado a la playa, una antigua venta que según nos cuenta era la única edificación entre Garrucha y Carboneras. Las ventanicas. Es allí donde nace el mítico chiringuito Tito´s, en las inmediaciones construyeron un anfiteatro y allí se convirtió en un punto de encuentro de lo mas granado de la cultura musical española, Jorge Pardo, Miguel Ríos, Los Toreros Muertos que entre muchos otros hicieron de este particular rincón un lugar mágico que contribuyo como ninguno a dotar al pueblo de esta fama de artisteo libertario que en algunas mentes perdura hasta hoy.

Este cortijo era una antigua venta, Las Ventanicas se llamaba, la compro y la arreglo dotándolas de ventanas chicas para que hiciera honor a su nombre, Las Ventanicas y fue mucho mas tarde cuando descubrió que el nombre no tenia que ver con esta particularidad arquitectónica, que este edificio solitario en la playa debía su nombre a que era la venta de Ana, Venta Anica.

Jorge Pardo en concierto en el anfiteatro, 1996. Foto:Tito Del Amo.
Jorge Pardo en concierto en el anfiteatro, 1996.
Foto:Tito Del Amo.

La antigua venta parece seguir mirando al actual chiringuito Tito´s un lugar donde la música es todo, Tito me dice que es un gran melomano, que si guarda para sí el privilegio de  ser  el único que pone la música que lleva recopilando desde hace mas de treinta años.

La velada esta terminando, no puedo por mas que agradecer la estupenda amabilidad de este hombre que de forma pausada y susurrante me ha abierto las puertas de la memoria de esta Mojácar fascinante, al fondo nos mira Frida Kahlo como diciéndonos; «Doctor, si me deja tomarme este tequila, le prometo no beber en mi funeral»

Puntúa esta información de 1 a 5 Estrellas

Muy MaloMaloNormalMuy buenoExcelente (7 votos, promedio: 3,71 siendo 5) la máxima calificación
Cargando…

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies