Saltar contenido

Guía Comercial del Levante Almeriense

La planta Barrilla recogida en carboneras, se utilizaba para hacer cristal

¿Qué hay en común el cristal Veneciano y Carbonerás?, puede ser que aparentemente no, pero hay una

Foto Wikipedia.
Foto Wikipedia.

planta que se cría ahora de forma silvestre, pero que en siglos pasados se cultivó, para conseguir sosa caustica, un ingrediente necesario para la fabricación del vidrio.

Ahora cuando vayamos a la playa, donde es muy común encontrarlas, tendremos un motivo mas para respetar esta planta.
Simón Rojas Clemente fue un viajero, que visito nuestras tierra en Mayo de 1805, mandado por el rey Carlos IV y ya nos habla del cultivo de la barrilla  en las zonas limitrofes a Carboneras para la obtención de sosa caustica que se utilizaba para la fabricación de vidrio de calidad y jabones.

Este tipo de vegetación elige para instalarse los terrenos propios de la vegetación nitrófila (suelos removidos por el hombre o animales), donde, además, se registra la presencia de sales,lo que reviste a las plantas de una alta especialización, al haberse producido en las mismas un cambio en su estructura morfológica, que ha motivado la aparición de glándulas para eliminar la sal,

Las plantas barrilleras viven en salinas, saladares,  salobrales, o marismas. El suelo de estas formaciones es muy abundante en sales solubles de sodio o magnesio, y provoca unos cambios en la vegetación que no suelen pasar desapercibidos a cualquier observador.
La planta llegaba a la sazón cuando estaba granada, es decir florecida y con los capullos abultados, y esto ocurría entre los meses de julio y agosto. Entonces se arrancaba con raíz y se dejaba tendida en montones de un metro y medio de altura por dos de base, que se llamaban garberones. Las hierbas se colocaban flojas para que se aireasen y secasen, cosa que se lograba en el transcurso de dos semanas.

La piedra de barrilla, que tenía un color grisáceo o gris azulado y sonido metálico, podía llegar a pesar hasta más de 2.000 Kgs.

Las plantas de barrilla una vez secas pasaban a ser quemadas, en la que intervenían unos operarios encargados de fundir la hierba, a los que se les llamaba quemadores o maestros barrilleros. De su habilidad dependía que se obtuviese en el quemado una buena piedra de sosa, o simplemente, cenizas sin valor, por ello se les esperaba con paciencia, hasta juntar en uno o varios años la cantidad suficiente como para poder pagar su desplazamiento y hacer rentable la operación. Las crónicas consultadas, cuentan que la combustión de la barrilla recordaba a la de los primitivos hornos de cerámica, y eran unos simples hoyos abiertos en tierra seca, en cuyo interior se producía la fusión uniforme de la planta, como resultado de la quema de la barrilla, lo que era un trabajo muy penoso porque duraba de 28 a 40 horas en las cuales había que permanecer atentos para mantener el fuego adecuado y efectuar las operaciones pertinentes de hurgar y choquear la masa. Las precauciones que había que tomar con las plantas es que estuviera seca, sin poder estar húmeda o verde, ya que de lo contrario el caldo resultante de la fusión no adquiría la consistencia deseada. La combustión debía realizarse en días que corriera algo de aire, ya que si esta era lenta y con poca llama no derretía bien los tallos, que se convertían en carbón. Si se formaba este último había una considerable merma del metal y además se reducía el valor de la piedra resultante. También la combustión lenta aumentaba el número de jornales. Por todo ello maestro y ayudantes (4 ó 5 peones) se turnaban cada 6 horas para atender al proceso, que daba como resultado una masa gelatinosa, cuyo valor dependía de la pureza, por lo que había que removerla y limpiarla de broza antes de que se solidificara, pudiendo quedar enterrada, sin alterarse, durante más de un año, hasta alcanzar un buen precio.
La piedra de barrilla, que tenía un color grisáceo o gris azulado y sonido metálico, podía llegar a pesar hasta más de 2.000 Kgs.
Para producir un quintal de piedra (unos 460 Kgs.) eran necesarios 4 quintales (unos 1.860 Kgs.) de planta seca. La barrilla obtenida, contenía además de carbonato sódico, arena, salitre y algunas cenizas de plantas que no eran de barrilla fina.

Información extraida de www.Sierradebaza.org.

Puntúa esta información de 1 a 5 Estrellas

Muy MaloMaloNormalMuy buenoExcelente (4 votos, promedio: 5,00 siendo 5) la máxima calificación
Cargando…

2 thoughts on “La planta Barrilla recogida en carboneras, se utilizaba para hacer cristal

  1. Pingback La Piedra de la Jaqueca tambien llamada Ojos de Santa Lucia.

  2. Pingback Las tierras magneticas y la yerba de la plata.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies